Enfermedades autoinmunes e inflamatorias

enfermedades autoinmunes artemisia annua

El potencial terapéutico de la artemisinina y sus derivados, plantea el uso de estos componentes para el tratamiento de enfermedades autoinmunes e inflamatorias en animales.

enfermedades autoinmunes artemisia annua

Diversos estudios y científicos sugieren que la artemisinina y/o sus derivados, en combinación con otras moléculas, podrían tener una influencia positiva en el tratamiento de diversas enfermedades autoinmunes e inflamatorias, como la esclerosis múltiple, la nefritis lúpica y la artritis reumatoide, entre otras enfermedades que podrían afectar a varios animales.

¿Qué puede aportar la artemisinina y sus derivados a estas enfermedades?

Estos componentes activos poseen la capacidad de inhibir la proliferación y supervivencia de las células T autorreactivas y pueden regular eficazmente los genes asociados con la inflamación y la mielinización, que también son factores cruciales en la patología de la esclerosis múltiple. Además, tienen la capacidad de modular las respuestas inflamatorias mediante la inhibición de vías relevantes, concretamente la vía del inflamasoma NF-κB – NLRP3.